LA PROGRESIÓN TEMÁTICA

Ya hemos hablado de las tres grandes propiedades de los textos: adecuación (si te interesa repasar el concepto pincha en: ¿Qué es la adecuación? Ejercicios), coherencia y cohesión.

En relación a la coherencia, hemos visto cómo todo el texto debe transmitir un tema general común (que atestiguan las palabras clave), lo cual no impide que éste avance, lo que genera una relación y jerarquía entre sus ideas que podemos representar por medio de un esquema numérico de su estructura.

Conviene que recordéis que cuando se habla de esto se manejan dos conceptos fundamentales: tema (información conocida, sobre la que sugerimos que íbamos a tratar) y rema (información nueva que aportamos en cada enunciado). Por tanto, no debéis confundir lo que se entiende por asunto o tema en general con esta noción más concreta.

Además, hemos analizado algunas formas de hacer progresar esa información, si bien insistí en que esto no se suele dar en estado puro salvo en textos minúsculos. Cuanto mayores son más posibilidades hay de que se entremezclen esas fórmulas pedagógicas:

  1. Progresión temática constante o continua. Se conserva siempre el mismo tema como referente del que se habla: Tema—-Rema1, rema2, rema3, rema4, rema5…
  2. Progresión temática enlazada, en cadena o lineal. Cada oración genera un nuevo tema, es decir, el rema previo se convierte en tema del siguiente enunciado: Tema—-Rema1, Tema1—-rema2, tema2—rema3, tema3—rema4, tema4—rema5…
  3. Progresión temática derivada o subdividida. El tema o el rema principal se descompone en sus constituyentes. En la progresión temática derivada del tema, se desglosa la información presentada en la primera parte del enunciado. En la P. T. derivada del rema, lo que se desglosa es la información introducida en el rema. No sé esquematizarlo mejor aquí sin diagramas:

                Tema (subtema1, subtema2, subtema3…)—Rema  

                Tema—Rema (rema1, rema2, rema3…).

He utilizado alguno de los textos que me habéis entregado y redactado otros para que veáis ejemplos de las tres formas básicas de progresión semántica: constante, enlazada y derivada. Estos nombres no son lo fundamental. Lo importante es que os deis cuenta de cómo se puede ir añadiendo, modificando, restando, etc. información para construir una unidad mayor a partir de un tema central.

EJEMPLOS DE PEQUEÑOS TEXTOS CON DISTINTA PROGRESIÓN TEMÁTICA

PDT:

No estaría de más que ideaseis algún otro y lo añadieseis como comentario para construir una buena batería de ejemplos y, en caso necesario, corregíroslos.